Fincas que pagan de más por el recibo de la luz

Muchas comunidades de propietarios están pagando de más por la luz de su finca. Tienen contratada una potencia eléctrica muy superior a la que necesitan, sobre todo en urbanizaciones de reciente construcción en los nuevos barrios de Alcorcón, Móstoles, Fuenlabrada, Leganés, Vallecas o Parla.

En las comunidades de propietarios de unos seis años de antigüedad, solo la factura de la luz supone un 30% del presupuesto anual de la finca, dice Federico Cerrato, administrador colegiado de Fisconta, especializada en administración de fincas y eficiencia energética. "Nos hemos encontrado con que la mayoría de las comunidades de 100-120 propietarios, en zonas como el Ensanche Sur de Alcorcón o el PAU de Móstoles tienen un consumo de energía eléctrica cercano a los 35.000 euros anuales, lo que supone un coste mensual por propietario de 26 euros aproximadamente solo para las zonas comunes (garaje, mancomunidad y portales)".

Y no siempre se debe a un consumo poco responsable de los vecinos del inmueble.

Un experto debe revisar la potencia contratada. / CONSUELO BAUTISTA

La potencia, o sea, la parte fija del recibo de la luz, está sobredimensionada.

"El Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión obliga a realizar el cálculo de potencia con un coeficiente de simultaneidad de 1, es decir, que todas las instalaciones eléctricas funcionen a la vez. Está claro que la demanda real nunca llega a ser la demanda de cálculo. Y además, la promotora contrata el máximo que permite el cuadro eléctrico, algo que a ojos de un instalador o ingeniero es una auténtica aberración, pues la demanda real es muy inferior. Nos hemos encontrado potencias contratadas casi cuatro veces superiores a la demanda real", explica Cerrato.

Si, posteriormente, estos contratos no se adecuan, se queda una potencia de 19 a 23 kilovatios por portal para, por ejemplo, cuatro alturas y dos vecinos por planta, muy por encima de comunidades más antiguas en las que el término de potencia contratada es de 8 kW. Están pagando más de lo que precisan.

No hay que olvidar que, además, en julio del pasado año se incrementó en torno al 70% el precio del término de potencia contratada.

Son pocos los propietarios que conocen la que tienen en sus viviendas. Y menos en su finca. Con la reciente nueva tarifa eléctrica (en marcha desde el 1 de abril) no queda otra que intentar entender la factura de la luz, vigilar el uso que se hace de la misma y adaptar la tarifa a los hábitos del hogar, aconsejan en el portal inmobiliario Casaktua. Y, por supuesto, llamar a la compañía y ver si existe la posibilidad de ajuste para empezar a pagar menos.

Una ayuda. "La potencia contratada dependerá de los elementos o servicios comunes que requieran suministro eléctrico. No es lo mismo un inmueble con varios portales, ascensores y puertas automáticas que una comunidad de propietarios sin ningún servicio. En el supuesto de una comunidad de vecinos con un ascensor, sería suficiente una tarifa de 13 kilovatios, y en el caso de una comunidad con ascensor, puerta de garaje y más, su potencia debería rondar los 20-25 kilovatios. Para comunidades de propietarios muy pequeñas, sin servicios de ningún tipo, valdría con 10 kilovatios. No obstante, estos son valores muy generales, por lo que cada caso concreto ha de ser evaluado para poder solicitar una bajada de la potencia contratada", señala Salvador Díez, presidente del Consejo General de Colegios Administradores de Fincas (CGCAFE).

Esta organización reconoce que, debido al aumento del importe de las facturas por electricidad, un porcentaje importante de comunidades de propietarios ha tomado ya medidas de ahorro energético que suponen además reducir la potencia eléctrica.

Federico Cerrato ha gestionado este ajuste en los contratos de suministro eléctricos de varias de las comunidades de propietarios que administra en los municipios del suroeste madrileño, Móstoles y Alcorcón.

En tres ha conseguido rebajar la factura de la luz entre 6.000 y 9.000 euros anuales (para garaje, portales y servicios generales); un ahorro que ha repercutido en la cuota mensual del vecino.

Una de ellas es la mancomunidad de la calle de Oceanía, en el Ensanche Sur de Alcorcón, que agrupa a 10 portales y en la que los vecinos han pasado de pagar una factura mensual por los servicios generales de 1.007 a 702 euros. Por el garaje, de 576 a 450 euros (factura mensual). Y en uno de los portales, de 314 a 282 euros (factura bimensual).

A pesar de las continuadas subidas, han logrado la reducción de la factura de la luz en 6.388 euros anuales. El ahorro medio por propietario es de 57 euros al año y de 4,75 euros al mes.

Pero nada es gratis. El ajuste de la potencia, tampoco. Por ejemplo, el coste de la bajada de potencia es de 10,94 euros con Iberdrola y unos 18 euros con Gas Natural Fenosa. Y lo peor, el papeleo.

En teoría, las compañías eléctricas no están poniendo problemas, pero en la práctica sí, según el CGCAFE: "Y decimos en la práctica porque son continuas las trabas que, a nivel administrativo y económico, plantean las compañías eléctricas para reducir la potencia. No es lógico, por ejemplo, que se solicite el CIE —certificado de instalación eléctrica— para acceder a esta reducción, dado que si ha tenido concedida una mayor potencia, no tiene ningún sentido. Presentar un nuevo CIE conlleva un nuevo coste económico para las comunidades de propietarios".

Es importante que del ajuste de la potencia eléctrica no se encargue un vecino. "Aconsejamos que un instalador compruebe los elementos eléctricos instalados y haga una estimación de las necesidades del edificio. Es muy arriesgado proceder a una reducción de potencia sin un informe técnico bien elaborado, porque podrían producirse cortes en el suministro en momentos determinados si la bajada realizada no era la correcta", indican en el CGCAFE.

Hay empresas de administración de fincas que ya incluyen en su cartera de servicios el asesoramiento energético gratuito. Entre sus colaboradores están ingenieros especialistas en instalaciones y electricistas instaladores oficiales con carné del Ministerio de Industria.