¿Que impuestos tengo que pagar tras vender el piso de mis padres fallecidos?

Los bienes inmuebles adquiridos como consecuencia de una herencia (como los pisos, o garajes)  hay que declararlos en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) –puesto que se integran en el patrimonio del heredero– por el concepto de imputación de rentas inmobiliarias (generalmente el 1,1% o 2% del valor catastral) o se deberá declarar el rendimiento del alquiler si estuvo arrendado o la ganancia patrimonial generada si se transmitió (tomando en consideración el valor del inmueble a efectos del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, más gastos inherentes a la adquisición como valor de la misma). Al igual que cuando vendemos cualquier otro inmueble, todos los gastos tanto de la adquisición como de la venta son deducibles. Por tanto, se pueden deducir: .- los honorarios de la notaría (de la escritura de aceptación de herencia). .- los honorarios del Registro de la Propiedad (por inscripción de la herencia). .- el Impuesto de Sucesiones (la parte proporcional que corresponda al inmueble) .- los honorarios profesionales si intervino algún abogado o gestor (parte proporcional) .- la plusvalía pagada al Ayuntamiento (Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Bienes de Naturaleza Urbana) de dicho inmueble. Si el dinero percibido como consecuencia de la venta del inmueble se invierte durante los dos años siguientes a la compraventa de otro inmueble que vaya a ser la vivienda habitual del adquirente, no habrá plusvalías por haberse realizado una reinversión. Por la venta de la vivienda heredada tendrá que pagar la plusvalía municipal o impuesto sobre el incremento del valor de los Terrenos de Bienes de Naturaleza Urbana, y quien está obligado al pago es el vendedor. Esta cantidad también será deducible del precio percibido. Por la compra de una nueva vivienda o la que ahora tiene en alquiler tendrá que pagar el 10% de IVA si se trata de primera transmisión, es decir, si su arrendador es la promotora de dicha vivienda, o el porcentaje que corresponda, según la comunidad autónoma en la que se encuentre dicha vivienda, por el concepto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas.