Vendo mi casa y un interesado quiere pagarme en efectivo, ¿es posible?

El artículo 7 de la Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, establece la limitación de pagos en efectivo respecto de determinadas operaciones. En particular, se establece que no podrán pagarse en efectivo las operaciones en las que alguna de las partes intervinientes actúe en calidad de empresario o profesional, con un importe igual o superior a 2.500 euros o su contravalor en moneda extranjera. Dicho esto, si ambas partes son particulares, no se encuentran sometidas a la limitación impuesta por esta normativa, por lo que nada impediría que se pudiese hacer el pago de su casa al contado. Al tratarse de un bien inmueble, dicha transacción se protocolizará mediante la oportuna escritura pública ante notario, por lo que la procedencia del dinero usted siempre la tendría justificada. Con respecto a las ventajas, no veo ninguna, ya que el régimen fiscal de la operación es exactamente igual para el caso de que el pago se produzca al contado que de cualquier otra manera